Consejos para el verano de tus bebés

Con el caluroso verano que está haciendo, unos estaréis de vacaciones, otros estaréis a punto de iros de Sarriguren, Pamplona o vuestro actual lugar de residencia, y otros seguiréis una rutina similar a la del resto del año. Pero en esta época del año muchos de vosotros tendréis que enfrentaros a las situaciones que os comentamos a continuación. No está mal recordaros desde Guardería Mumusu unas pocas recomendaciones para esta época estival.

“Los 10 mumusu-mandamientos del verano”

1)   Amarás a tu niño/a sobre todas las cosas (aunque pasando tanto tiempo juntos en verano… haya momentos en que te den ganas de ponerlo a la venta en el primer mercadillo que encuentres. Jeje)

Si el resto del año el trabajo y obligaciones varias impiden que pases todo el tiempo que quisieras con tus hijos, aprovecha las vacaciones para recuperar el tiempo perdido. El verano es la mejor época del año para disfrutar de los críos al aire libre y amplía el número de actividades que se pueden realizar juntos.

 

2)   NO tomarás el SOL en vano.

Las radiaciones solares en esta época del año son especialmente agresivas con la piel sensible de los bebés. Los sombreros y gorras, la ropa transpirable y las gafas de sol pasan a ser una parte más de nuestro vestuario infantil. No debemos olvidar aplicar correctamente al bebé la crema solar más adecuada (siempre 30 minutos antes de la exposición al sol y de factor de protección 40 o superior)

 

3)   Prevendrás intoxicaciones alimenticias EVITANDO ALIMENTOS IMPUROS.

El calor hace que proliferen las bacterias en los alimentos y por esto debemos tener más cuidado en el transporte  y almacenaje de la comida del bebé (evitando en la medida de lo posible romper la cadena del frío de los alimentos)

 

4)   NO cometerás actos imprudentes y extremarás la SEGURIDAD.

La diversión mediante actividades acuáticas es lo que más caracteriza a esta época del año, por lo que conviene prevenir posibles ahogamientos en la piscina o el mar por medio de una constante vigilancia de los niños. Las aglomeraciones de gente son bastante habituales en lugares turísticos o en fiestas, por lo que es interesante identificar a los niños mediante una pulsera de seguridad o similar con los datos de contacto por si se pierden.

 

5)   Mantendrás a tu niño/a HIDRATADO sobre todas las cosas.

Un adulto soporta mejor la deshidratación, pero un niño es mucho más vulnerable a este fenómeno. Las consecuencias del exceso de pérdida de líquidos son tan graves que es vital reforzar las tomas de bebidas (además de lo ya recomendado de vestir con ropa fresca, cubrir la cabeza, no exponer al sol durante las horas centrales del día, etc..)

 

6)   FLEXIBILIZARÁS SUS RUTINAS.

Las rutinas son muy útiles y recomendables en la vida de los bebés, pero no está demás rebajar los niveles de exigencia en ese sentido en esta época del año sobre todo durante las vacaciones. Es más importante disfrutar y descansar en familia que entrar en la “pelea” diaria que muchas veces supone conseguir que el niño cumpla con su rutina. Ya habrá tiempo de volver a la normalidad.

 

7)   EVITARÁS LOS GOLPES DE CALOR.

El mecanismo de regulación corporal no es del todo maduro en los peques, por lo que un aumento brusco de la temperatura provocado por la exposición continuada a excesivo calor necesita atención urgente y tratamiento médico. No está demás tomar las precauciones necesarias para que esto no suceda

 

8)   NO CONSENTIRÁS una mala alimentación.

El calor reduce las ganas de comer también en los bebés, pero no por esto debemos descuidar su alimentación. Se puede comer menos pero más veces al día y mantener una alimentación variada rica en frutas, verduras y cereales.

Si el bebé tiene menos de seis meses y aún no se le ha introducido la alimentación complementaria, las tomas del pecho deberían ser más frecuentes y las de biberón reforzadas con agua mineral.

 

9)   PORTEGERÁS sus oídos para evitar posibles OTITIS.

Y es que el aumento de actividades acuáticas provoca un incremento en el riesgo de contraer este tipo de afecciones. La humedad y el calor en los oídos son el caldo de cultivo perfecto para que proliferen hongos y bacterias en nuestro oído externo.

Secar bien las orejas después del baño o utilizar tapones en los oídos pueden ser unas buenas formas de proteger a los bebés.

 

10)   NO desperdiciarás el buen tiempo y lo aprovecharás para realizar ACTIVIDADES AL AIRE LIBRE.

Si algo nos permite esta época del año frente a por ejemplo el invierno es practicar actividades en zonas descubiertas. Disfruta de todo aquello que no puedes hacer en otra estación. Los espacios abiertos como la playa, la piscina, la montaña o el parque permiten una cantidad de juegos con los niños difíciles de realizar en otros espacios cerrados.

Así que siguiendo estos consejos que os hemos dado y otros muchos de sentido común, evitaréis muchos disgustos y estamos seguros de que disfrutaréis de vuestros hijos durante las vacaciones mucho más de lo que lo hacéis el resto del año.

 

¡¡¡Os esperamos en Guardería Mumusu a la vuelta de vuestras vacaciones!!!!

No hay comentarios

Escribe tu comentario

To Top Do NOT follow this link or you will be banned from the site!